USCO y laboyanos unen esfuerzos para el futuro educativo de la región

En una doble jornada, la Universidad llevó a cabo un nuevo proceso de participación para determinar los insumos que permitan diseñar su Plan de Desarrollo Institucional 2025-2034.

La Universidad Surcolombiana realizó el jueves y viernes nuevas jornadas de trabajo en su sede Pitalito para establecer los diagnósticos interno y externo que servirán como base para elaborar el nuevo Plan de Desarrollo Institucional, que trazará el norte de la institución durante el periodo 2025-2034.

Durante estas jornadas, presididas por la rectora Nidia Guzmán Durán, representantes de diversos sectores de la sociedad laboyana, tanto públicos como privados, tuvieron la oportunidad de contribuir con sus ideas y exposición de necesidades para consolidar este plan estratégico.

“Los planes de desarrollo no se construyen detrás de los escritorios ni en las oficinas. Se construyen escuchando a las comunidades, mirando en realidad qué es lo que hoy por hoy están reclamando los diferentes actores”, dijo Yíder Luna, alcalde de Pitalito, al resaltar la importancia de este proceso participativo.

De tal manera, ponderó que la USCO haya tomado la decisión de escuchar a las comunidades e ir a las regiones a trabajar articulados con los entes territoriales, pues las metas de la Surcolombiana también son las metas de la administración laboyana, según expresó.

También resaltó la articulación entre su administración y la USCO, para priorizar y ayudar a que lleguen nuevas ofertas académicas a la capital laboyana según sus necesidades y su economía.

Recordó que uno de los temas puntuales que adelantan de manera conjunta con la USCO, entre otros entes gubernamentales y territoriales, es la construcción del Centro Técnico de Investigación y Formación del Macizo Colombiano, para que sea la misma institución universitaria la que se haga cargo de él.

“Prioridades como Administración Municipal: darles seguridad a los estudiantes, lograr que ellos puedan llegar acá de manera tranquila y evitar que los lamentables hechos que se han venido presentando sigan ocurriendo y no tengan las posibilidades de venir a estudiar”, puntualizó.

Nini Yohanna Hernández Rincón, gerente de la cooperativa Utrahuila en la ciudad, resaltó a la USCO por tener en cuenta a todos los sectores y gremios de la localidad, tanto públicos como privados, para que puedan hacer sus aportes y consolidar ese plan estratégico de la Universidad Surcolombiana.

Invitó a la institución a “que revisemos el tema de cuáles son las necesidades académicas que se tienen en la región, para que nuestros jóvenes no tengan que desplazarse a otras a cumplir ese sueño de ser profesionales”, manifestó.

Por su parte, Gustavo Muñoz Bermeo, rector de la Institución Educativa José Eustacio Rivera, del corregimiento de Bruselas, destacó la relevancia de que el nuevo PDI de la USCO se base en las necesidades reales de la región y no en percepciones externas.

“Es muy importante, además de las percepciones que se tienen, conocer las problemáticas y los potenciales de las regiones donde la Universidad hace presencia. Por ejemplo, Pitalito, siendo la segunda ciudad del departamento, debe tener un mayor impacto a pesar de que está fortalecida, que tiene una calidad académica muy alta, muy buena y muy reconocida, pero necesitamos mucho más impacto de la Universidad”, consideró.

En ese sentido explicó, que ese puede ser, entre otros aspectos, una cobertura amplia que incluya a un mayor número de jóvenes, para que ellos “se queden aquí en la región y puedan construir sociedad a partir de lo que la Universidad les pueda aportar”.

Juan Camilo Ramírez García, secretario de Educación de Pitalito, enfatizó en la importancia de escuchar las voces de los actores del territorio para fortalecer la construcción del Plan de Desarrollo, adaptándolo a las particularidades de la región.
“Esas voces son las que van a contribuir para que realmente el Plan de Desarrollo se vea reflejado en las realidades de la región”, subrayó.

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram