USCO avanza en obras de adecuación

A pocos meses de posesionarse como Vicerrector Administrativo, el abogado, comunicador social y magíster en Derecho Público, Ramón Eduardo Bautista Oviedo, hace un balance de las obras de mantenimiento e infraestructura que se vienen desarrollando en la administración vigente.

El funcionario entregó recientemente detalles sobre las obras que se vienen llevando a cabo bajo su orientación como Vicerrector Administrativo de la Universidad Surcolombiana.

Los retos que se han sorteado en la casa de estudios son principalmente el mantenimiento de la infraestructura, cielorrasos y sistemas eléctricos, averiados por décadas de uso, pero sobre todo, por el fuerte invierno que ha generado problemas de humedad frecuentes en gran parte de las instalaciones de la universidad.

“Actualmente se cuenta con unos recursos que desde la administración se dispusieron para el área de mantenimiento de servicios generales, $132 millones para insumos eléctricos (cable, bombillas, fusibles, terminales y demás elementos que tienen que ver con el sistema eléctrico); y $159 millones en ferretería (cemento, arena, componentes sanitarios, pintura, entre otros); eso nos da una suma de $298 millones disponibles actualmente en materiales. Para ello, contamos con una planeación en la disposición de estos recursos que conlleven a la resolución de las necesidades del edificio de Ingeniería, donde, entre otros problemas, hay uno grande de humedad”, señala el Vicerrector.

Asegura que es necesario aprovechar las vacaciones de mitad de año y, por eso, desde el 17 de junio, se tiene planeado empezar con labores de pintura para algunos salones en la sede central de la universidad, en especial el arreglo del salón 155 que tiene un problema de inundación.

“Cada vez que llueve torrencialmente varios salones sufren las inclemencias del clima. El salón 155 del bloque de Educación es afectado por una tubería de aguas lluvias que, luego de años de taponamiento, generó un grave problema de humedad en las paredes de este salón. Ya se hizo el destaponamiento y ya se ha avanzado en un 50%. Se aspira a terminar esta semana que viene”, aseguró.

En cuanto a uno de los edificios más viejos de la universidad, como el de la Facultad de Ingeniería, ya se tienen listas pintura, arena, cemento, estuco y brochas, materiales que ya se han venido suministrando por parte del proveedor.

Adicionalmente, se iniciarán las labores en la parte eléctrica cuando lleguen los insumos a la USCO, lo cual resuelve un inconveniente que se presenta desde hace mucho tiempo en la Facultad de Ingeniería en relación con el fluido eléctrico de los salones del laboratorio en construcción y Sala de Profesores del área de Ingeniería.

Problemas de humedad generados por lluvias

Por otro lado, la Vicerrectoría tiene programado trabajar en el área de Registro y Control, que se encuentra al frente a las ágoras, para resolver un problema de humedad muy fuerte, se tiene programado iniciar labores la próxima semana.

“Tenemos una oficina en el área de Bienestar, en el tercer piso, con graves problemas de humedad, y allí también se tiene previsto iniciar labores en el periodo de vacaciones de medio año de los estudiantes. La demarcación y la señalización de los parqueaderos y otros arreglos en el área de los consultorios médicos y sicológicos y del Sistema de Salud en el Trabajo, todo eso fueron problemas recibidos que se van a arreglar”, puntualizó Bautista Oviedo.

“Esas son, por ahora, algunas de las necesidades más urgentes y visibles que tenemos en la sede central. Terminadas esas labores empezaremos a centrarnos en otras obras más pequeñas en otros salones y oficinas de esta sede”, añadió.

En la Facultad de Salud

En la Facultad de Ciencias de la Salud se avanza en obras de la infraestructura conocida como la casita, que también tiene fuertes problemas de humedad y donde el personal de mantenimiento retiró la placa para colocarle una nueva.

“Para esta obra los materiales ya llegaron y actualmente están laborando los del personal de mantenimiento propio de la institución, y ya presenta un avance del 50% en lo que respecta a la placa. Ya en el interior de la casita toca pintar toda la placa, los interiores de los salones, y de las áreas comunes”, manifiesta el vicerrector.

Adicional, hay obras muy necesarias en la Facultad de Salud, según dice el funcionario, como en el Laboratorio de Infección e Inmunidad, que debe contar con unos mínimos estándares exigidos por la Secretaría de Salud Departamental para su funcionamiento.

“Son obras urgentes a realizar, así como la que se adelanta actualmente en el Laboratorio de Virología, en cuanto a la instalación de aires acondicionados, tubería y cableado eléctrico”, puntualizó el funcionario.

La mayoría de obras son para combatir los problemas de humedad por lluvias en las oficinas y salones que han afectado la infraestructura en distintas áreas de la universidad.

“Son $298 millones. Estos son realmente recursos muy escasos para tantos problemas de infraestructura que tiene la universidad. Por eso estamos mirando la posibilidad de adicionar un 50% sobre el actual contrato que se tiene con la parte eléctrica y el suministro de ferretería ($150 millones adicionales). La idea es dar cumplimiento a las obras planeadas y cubrir esas necesidades históricas que viene presentando la universidad”, fundamentó el Vicerrector Administrativo.

Obras en las sedes

Para las sedes de la Universidad en Pitalito, Garzón y La Plata hay unos recursos destinados que responden a un trabajo de diagnóstico y levantamiento de las necesidades más críticas, entre las que se encuentran también problemas de humedad, cielorrasos deteriorados y tanques, entre otros.

Esos puntos críticos serán cubiertos con recursos que ya la Oficina de Planeación calculó y serán contratados de manera externa para su ejecución. En Garzón ya se tiene asignado un recurso para iniciar labores y en las sedes de La Plata y Pitalito ya se está finiquitando el proceso en la casa de estudios.

Los recursos destinados a obras en las sedes provienen del impuesto de Estampilla Pro Universidad, que son propios de cada una de las sedes y que son captados por los municipios correspondientes.

Restaurantes, aires acondicionados, elevadores y cubiertas

En cuanto a las obras de mantenimiento en la Universidad, referente a los aires acondicionados, afirmó el Vicerrector que, cuando termine el periodo electoral, la institución dispondrá de recursos para al final del mes de junio contar con un proveedor que dé cumplimiento con los mantenimientos de aires acondicionados.

“Esto implica enviar una cuadrilla de operarios a las distintas sedes de la Universidad para hacer los mantenimientos correctivos y preventivos en la sede central y la Facultad de Salud”, especificó el Vicerrector.

En cuanto a la cubierta de Bienestar en la sede central, luego de un vendaval que la dañara en el mes de marzo, destacó que esta obra pretende cambiar todo el tejado viejo e instalar uno nuevo. “Aquí también se alcanzó a aumentar un poco más de recursos para abarcar también la cubierta de las oficinas de Educación Física y el del área de Ciencias Políticas”, continuó Ramón Eduardo.

Finalmente, dijo que se iniciarán labores con respecto a los elevadores que están sin funcionamiento ya que el único que funciona es el del edificio de Postgrados. Se han iniciado ya algunas intervenciones en el edificio de Economía, sobre todo en el mantenimiento de generadores eléctricos; obra necesaria de contratar.

“Con respecto a las obras de infraestructura de los restaurantes, estas se vienen entregando desde hace más de un mes y ya están en funcionamiento en la sede central y sede de Salud. Fueron obras muy bien recibidas por la comunidad universitaria. En cuanto a la necesidad de aires acondicionados se busca atender primero los salones de clase, porque si bien se han identificado 42 necesidades al respecto, los recursos limitados nos obligan a priorizar”, finalizó.

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram