Conozca el por qué y para qué  de la Estampilla Prodesarrollo Universidad Surcolombiana

Desde que se renovó en 2016, la Estampilla Prodesarrollo es una fuente de  financiación vital en la economía de la Universidad Surcolombiana. Para que esta sea ejecutada se deben tener en cuenta aspectos importantes como la cantidad tope de lo que se recauda, en qué se debe invertir el dinero, y cuáles son los municipios que la adoptaron.

Por: Cristian Williams

Entre los recursos económicos que llegan a la Universidad Surcolombiana se encuentra la Estampilla Prodesarrollo, la cual es de carácter departamental y se emite a través de la Ordenanza 005 del 2017, de la Asamblea del Huila, en procura de tener claro bajo qué fundamentos se ejecuta lo recaudado y qué entidades son fiscalizadoras de esta inversión.Esta estampilla emergió amparada bajo la Ley 367 de 1997, por la cual se autorizó a la Asamblea del Huila como la corporación encargada de su creación del recaudo.

 Tras ser declarada exequible en el 2002, esta fue renovada mediante la Ley 1814 del año 2016 y se autoriza en un monto hasta por la suma de 300.000 millones de pesos.  

¿De qué se trata la estampilla?

Como se especificó anteriormente, el recaudo permitido para inversión en el alma mater de la región surcolombiana está cobijado a través de la estampilla Prodesarrollo, y fue renovada cuatro años después de nacer la Estampilla Pro-Universidad Nacional de Colombia y demás universidades estatales, la cual constituye otra fuente de ingresos para la USCO, solo que dichos recursos son girados directamente desde el Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Educación.

En cuanto a la estampilla departamental, “según la ley que la establece, el recaudo lo hace el departamento del Huila y otros municipios, como un tributo de inversión para la Universidad Surcolombiana por parte de los contribuyentes”, aseguró Diana Patricia Pérez Castañeda, jefe de la oficina financiera de esta Institución.

Por otro lado, es preciso indicar que además de la estampilla departamental, la Asamblea del Huila autorizó a que los municipios de Neiva, Garzón, Pitalito y La Plata pudiesen adoptar esta normatividad y recaudar su propia estampilla para los mismos fines de la del Departamento. “Ello ha generado ingresos importantes, los cuales han permitido fortalecer el plan operativo anual de inversiones en concordancia con las metas, estrategias e indicadores  de los proyectos y programas del Plan de Desarrollo Institucional 2015-2024”, agregó la funcionaria.

Es de vital importancia aclarar que la Universidad Surcolombiana debe entregar un informe a la Asamblea Departamental, cuyo plazo es de diez días siguientes luego de empezar sesiones ordinarias cada año. El informe debe tener datos puntuales sobre el manejo de los recursos de la estampilla que permita hacer oportuna veeduría; dicha información debe estar basada en la evaluación de los resultados logrados con la inversión de los recursos recaudados por concepto de estampilla, los objetivos, así como los propósitos y metas respecto de los recursos a invertir para el periodo siguiente y en el mediano plazo.

En el informe del año 2020, por ejemplo, en plena Pandemia Covid-19, se presentó de manera minuciosa en qué aspectos ha influenciado el recaudo de la estampilla en cuanto a la acreditación de alta calidad, “estos logros se pueden condensar en tres grandes componentes: mayor nivel de investigación, mejores y mayores obras de infraestructura física y tecnológica y, a su vez, mejor calidad educativa en los programas de pregrado y postgrados en la institución”, indica el documento. En el mismo, el valor recaudado fue de $2.931.327.092, distribuidos de la siguiente manera: El 80% fue destinado para el Plan Operativo anual de inversiones $2.345.061.674 y el 20% $586.265.418 para retención de estampillas.

¿En qué se invierten sus recursos?

Dentro de la Ordenanza 005, así como en la Ley 367 (1997) y su renovación con la Ley 1814 (2016), está estipulado en qué se deben invertir los recursos recaudados mediante esta estampilla departamental: mantenimiento y/o ampliación de la infraestructura física de la Universidad, al igual que para la adecuación de esta con destino al establecimiento de centros de investigación y programas de pregrado y posgrado; financiamiento de programas específicos que tiendan a elevar el nivel científico de la Universidad, equipos de laboratorio, dotación y, fortalecimiento de bibliotecas e investigación.

Aunado a lo anterior, la funcionaria de asuntos financieros indicó que al elaborar el plan de inversiones de cada vigencia fiscal, “se hacen las proyecciones de gastos y se distribuyen los recursos, especialmente en el Subsistema Administrativo, para cubrir los proyectos de infraestructura física y tecnológica, dotación de laboratorios, aulas, bibliografía y base de datos; para el subsistema de investigación, en cuanto a proyectos, centros, grupos de investigación, así como para el Subsistema de Formación en el proyecto de desarrollo profesoral, para la formación de alto nivel”, aseguró Diana Patricia Pérez.

Teniendo claro en qué aspectos se deben invertir los dineros de las estampillas, ya sea a nivel departamental y/o municipal, el tema de distribución es un aspecto relevante a tener en cuenta. De acuerdo a la ordenanza 005, el porcentaje de recursos se maneja según lo acordado en el Consejo Superior de la Usco, designando así: un 30% para las sedes ubicadas en los municipios de La Plata, Garzón y Pitalito, y un 70% total para la sede principal ubicada en Neiva. “De ese 70% de Neiva, a partir del 2020, empezamos a pagar el servicio de la deuda para la construcción del edificio de la Facultad de Educación y la Estampilla Pro-USCO hace parte de una de las fuentes que financian el empréstito. El resto, se apropia en el plan operativo anual de inversiones”, resaltó Diana Patricia.

¿Qué tanto se ha recaudado hasta la fecha?

Como se anticipó anteriormente, el Gobierno Departamental no solo es el ente recaudador de la estampilla sino que también instó a adoptar esta iniciativa a los municipios de Neiva, Pitalito, Garzón y La Plata, los cuales tienen autonomía de manejar el recaudo en aras de procurar atender necesidades en la sede universitaria correspondiente; por lo tanto, cada uno de estos municipios maneja un presupuesto particular.

En cuanto a lo recaudado con la estampilla departamental, para 2017 la USCO recaudó un total de $1.830.619.000; en 2018, el recaudo fue de $5.834.534.514, mientras que para 2019 fue de $5.983.657.042. En el 2020, año en el que la Pandemia Covid-19 afectó las finanzas del mundo, el ingreso de estampilla llegó a $4.854.853.867; ya para el 2021 el recaudo alcanzó los $5.032.904.452. A la fecha, el recaudo ha alcanzado los 23 mil 536 millones de pesos, correspondientes a las vigencias del 2017 al 2021.

A propósito de cada municipio, Neiva, como sede principal, inició el recaudo en 2018, año en el que logró un total de $793.458.527; para 2019 el recaudo alcanzó los $1.034.298.003, mientras que para 2020, año de Covid-19, la cifra recaudada logró los $749.894.611. En el año 2021 se elevó a $1.130.113.630 para un acumulado total de $4.097.865.800. Hay que resaltar que estos recursos son de exclusividad para inversión en la sede principal de la USCO y de uso ya establecido en la ordenanza anteriormente abordada.

Caso contrario se presenta en  Pitalito, puesto que de acuerdo a lo que nos comparte la jefe de la oficina financiera, este municipio aún adeuda el pago del recaudo de vigencias anteriores. Dicha situación ha llevado a que la Institución realice diferentes acciones de cobro para el cumplimiento de lo establecido en la ordenanza. Además, la aprobación y ejecución del plan de inversión en ese municipio está a cargo del Comité Pro-Universidad, según lo establecido en el acuerdo 018 del Concejo Municipal. Lo recibido hasta la fecha llega a los $341.492.249, en el transcurso de 2018 a 2021. En el municipio de La Plata, por su parte, lo recaudado hasta la fecha es de $853.408.455; mientras que para Garzón, el monto total desde 2018 a enero del 2022 es de $379.540.663.

Cabe resaltar que, de acuerdo a información suministrada por la Oficina Financiera y de Recursos Físicos, y la Vicerrectoría Académica, para este año, el monto a recaudar está presupuestado en $5.454.549. 000., según certificación expedida por la Secretaria Departamental del Huila.

A Nivel Nacional

Así como en el departamento, en todo el territorio colombiano donde se ubiquen las más de 30 universidades del País, existe la estampilla Pro-Universidad Nacional de Colombia y demás universidades estatales de Colombia, la cual, de acuerdo a la página oficial del Ministerio de Educación, “es una contribución parafiscal con destinación específica para el fortalecimiento de las 32 universidades Públicas”.

En cuanto a la fiscalización de los recursos, en el mismo caso las universidades presentan un informe en aras de su acreditación de calidad. En caso de presentarse irregularidades no soportadas o desvirtuadas por las entidades obligadas a practicar las retenciones y traslados por concepto de la contribución parafiscal Estampilla Pro Universidad Nacional de Colombia y demás Universidades, estas serán objeto de reporte por parte del Ministerio de Educación Nacional ante la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN), quien adelantará las acciones de fiscalización, determinación y cobro coactivo de la contribución”, de acuerdo a lo plasmado por el Ministerio de Educación.

Es preciso indicar que la Universidad Surcolombiana, por su parte, de los $98.419.502.555 que para 2020 (en plena pandemia) se recaudaron a nivel nacional, recibió un total de $8.723.121.376.

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram